depositphotos_53010277-stock-illustration-close-up-look-at-score
Joan Lopez

Joan Lopez

Experto en Técnicas de Estudio de Alto Rendimiento

APROBAR LOS FINALES: DESEO U OBJETIVO?

Hoy te lanzo una pregunta vital:

¿Conseguir la nota que quieres en los exámenes finales es un deseo o un objetivo?

Un deseo o sueño es algo que te encantaría lograr, una idea bonita que ronda tu cabeza, una imagen que te gustaría vivir pero que no tiene fecha de caducidad y, por lo tanto, es probable que no vaya a cumplirse.

Un objetivo es algo que quieres lograr y está sustentado con un plan de acción preciso, que pones en marcha cada día y tiene una fecha de caducidad.

¿Se nota la diferencia, verdad?

Es probable que aquello que se te da bien lo preparas como un objetivo a conquistar y que aquello que te cueste más, lo tratas como un deseo o un sueño que estaría bien lograr.

 

Ahora, quizás te surge una pregunta:

¿SE PUEDEN VOLVER LOS DESEOS EN OBJETIVOS?

Absolutamente sí. Todo sueño puede convertirse en un proyecto, siempre y cuando tengas claridad en los siguientes puntos:

-Un por qué grande que te guíe en los altibajos.

-Una creencia sólida de que puedes cumplirlo si te esfuerzas y lo das todo.

-Una visión clara, agradable y con colores del futuro al cuál quieres ir.

-Un plan minucioso y preciso con buenas técnicas y estrategias para lograrlo.

-Una autodisciplina máxima para los días donde no hay tantas ganas.

-Un hábito diario de leer y pensar en estos puntos cada mañana y/o cada noche para seguir enfocado en ese gran objetivo.

 

Dicho esto, ahora solo queda ponerte a contestar estas preguntas para convertir esos sueños en objetivos. Y estos objetivos materializarlos en la realidad.

Eso si, hazme saber cómo va este ejercicio y recuerda compartirlo con tu gente querida que también quieres ver conquistar sus sueños.

PD: Si sientes que te estresas con los exámenes, te dejo a golpe de click un vídeo dónde explico 4 técnicas para reducir el estrés

 

Comparte este post